El Ayuntamiento de Buñol informa a la población de la vuelta de la Caravana Humanitaria por la Libertad del Pueblo Saharaui con el fin de recaudar alimentos para los campamentos de refugiados en Tindouf

Usted está aquí

Área: 
Bienestar Social

La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Buñol informa de que varias ongs de Valencia y Castellón, que pertenecen al Movimiento valenciano de asociaciones por el Pueblo saharaui- MOVAPS-, llevan organizando la caravana humanitaria al Sahara, desde antes de las pasadas navidades. La asociación que trabaja en esta localidad y en el resto de la comarca, llamada “Ajuda als Pobles”, forma parte de este colectivo que da vida a esta caravana solidaria, junto al resto.

La presente edición de 2022, se retoma con fuerza, esperanza y mucha ilusión de cargar 2  semirremolques, con productos de primera necesidad, entre ellos y sobre todo, alimentos no perecederos. Se prevé que la carga, salga en el mes de marzo, por lo que llegaría a los campamentos de población refugiada saharaui en Tindouf, en el mes de abril, si no hay ningún contratiempo de última hora. Este mes de febrero, se ultiman los preparativos para conseguir recordar a nuestros amigos y amigas solidarios, que tienen la oportunidad de colaborar en esta campaña tan humanitaria como justa.

Debido a que la pandemia no da tregua, seguimos teniendo habilitada la única cuenta oficial para la caravana al Sahara en el País Valencià, fijada en el cartel. Ahí se pueden hacer donativos, con la garantía y certeza de que el dinero será empleado únicamente en este fin. Los alimentos que vamos a aportar este año son: legumbres, pasta, arroz, azúcar, aceite de oliva, atún y productos sin gluten para el colectivo de población afectada de celiaquía. Ya el año pasado, “conseguimos numerosas aportaciones con esta fórmula llegando a comprar aproximadamente unos 6000 euros en alimentos. Eso representa una gran parte de la carga a repartir entre las distintas wilayas”, dicen desde la asociación “Ajuda als Pobles”.

Recuerdan que la población saharaui, desplazada desde 1975 del Sahara Occidental, debido a la entrada ilegal del Rey de Marruecos, permanece en el refugio desde entonces, sin que ningún gobierno de la democracia, haya hecho nada para conseguir que el territorio dejara de estar ocupado por el régimen alauita. Los dos últimos años, con la explosión de la pandemia en todo el mundo, han sido cruciales y se ha llegado a una gran crisis alimentaria, lo que hace, que los campamentos, permanezcan en un estado de alarma constante. La salud se ha deteriorado considerablemente, en especial en los sectores más vulnerables: mujeres y población infantil. Se han agravado enfermedades y cronificado otras como la anemia, desnutrición, diabetes o tensión.

Esta caravana será la primera del año 2022, que se organiza en el estado español y todas las comunidades concentran sus esfuerzos para llenar los almacenes de la Media Luna Roja Saharaui y contribuir al reparto. La canasta básica que se entrega por persona y mes, contiene 17,5 kg de alimentos cantidad que no logra cubrir la reserva de alimentación de un año para las cerca de 200.000 personas refugiadas saharauis. Por otro lado, esta cantidad tampoco cubre los nutrientes necesarios debido a la escasa variedad y mínima diferenciación de productos, lo que hace que se convierta en una dieta deficitaria. La aportación de más alimentos en esta caravana, logrará diversificar la alimentación entre la población.

La población no solo ha de enfrentarse al problema de vivir en el exilio sin nada, sino que duplican la dificultad en esta pandemia. Llama la atención, que mientras en el continente europeo, por ejemplo, se alcanza ya las tres dosis de vacunación, para toda aquella persona que no se ha negado a vacunarse, en los campamentos, tan solo un 0,56 % de la población, ha sido vacunada en 2021. Esto se debe entre otras cosas, a la nula colaboración en este sentido, del Estado español, pues no ha donado ni una sola dosis de suero para la población refugiada saharaui. A pesar de ser un sector prioritario en el plan creado a principio de la pandemia, el “plan de vacunación solidario”, lo cierto es que todas las vacunas solidarias de España fueron para once países de América Latina. Las pocas vacunas conseguidas en el Ministerio de Salud saharaui, fueron donadas, mayoritariamente, por países como Argelia y Cuba, que tienen un compromiso solido con la población refugiada saharaui y su Gobierno representativo, el Frente Polisario. Las cifras de Covid19 en el año 2021, en los campamentos saharauis de Tindouf, fueron de 1871 personas positivas, de las cuales, 78 murieron y 1744 fueron dadas de alta. A estos casos, se suman las personas que no han podido ser diagnosticadas correctamente, porque si no llegan vacunas, tampoco llegan test de antígenos o pruebas pcr.

Por todos estos antecedentes, os pedimos colaboración en esta recogida de fondos y os damos las gracias por seguir al lado de la causa saharaui. Pues concretamente la población de Buñol, hermanada con una de las dairas de los campamentos, ha permanecido siempre fiel a sus principios iniciales de colaboración con los y las saharauis, para conseguir su libertad, pues el convencimiento de que la causa es política más que humanitaria, siempre ha estado presente en los miembros del consistorio, extendiéndose así a la población de Buñol. Cabe recordar que por este pueblo han pasado multitud de niños y niñas en vacaciones en paz, y que además se realizan proyectos de cooperación en la zona, favoreciendo de primera mano a los habitantes que resisten calor y frio en el desierto saharaui. ¿Hasta cuándo habrá que esperar para una solución digna a este conflicto? Mientras tanto, tú eres útil en esta causa y te estamos esperando para ser solidari@.

Para más información pueden dirigirse al mail caravanasaharapv@gmail.com o el teléfono 685020453 (Ajuda als Pobles)