Ayuntamiento de Buñol, sindicatos y empresarios de la localidad se unen a la reclamación de una Financiación Justa en la Comunitat Valenciana

Usted está aquí

“Un pueblo unido por una financiación justa”, es el eslogan que todos los municipios de la Comunitat que han querido unirse lo han hecho esta mañana, dentro de los actos reivindicativos por la Financiación Justa al Gobierno Central, y que culminan mañana con grandes manifestaciones por Castellón, Valencia y Alicante

Área: 
Comunicación y Medios

Esta mañana en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Buñol se ha procedido a la firma conjunta entre sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT), todos los partidos con representación en el Consistorio, y empresarios del municipio, se han dado cita para manifestarse a favor de la Financiación Justa en la Comunitat Valenciana.

Mañana sábado 20 de noviembre habrá manifestaciones masivas en Castellón, Valencia y Alicante y con esta firma Buñol deja patente que se une en esta reivindicación histórica que tan necesaria es para nuestra autonomía. Juncal Carrascosa, Alcaldesa de Buñol, acompañada de Rafa Pérez, teniente de Alcalde, Mireia Parla (PSOE), Fina López, (PP), Álvaro Belda, representante de CCOO, Javier Maqueda, representante de UGT y Pedro Rubio, presidente de la Asociación de Empresarios y Autónomos de Buñol, han estado presentes mostrando la unidad de todo un pueblo, de todos los agentes sociales y políticos reclamando la Financiación Justa para la Comunitat Valenciana.

Éste es el Manifiesto que se ha hecho público:

MANIFIESTO 20 NOVIEMBRE 2021

UN PUEBLO UNIDO POR UNA FINANCIACIÓN JUSTA 

 

De nuevo la sociedad valenciana aquí representada por los partidos políticos, sindicatos, patronal y entidades cívicas y sociales, nos juntamos para reclamar al Gobierno de España que concrete de una vez por todas un nuevo modelo de financiación que no discrimine a nuestra tierra, y exigimos a los partidos políticos en el Congreso de los Diputados que colaboren y se impliquen en que este nuevo modelo sea una realidad a lo largo del actual periodo de sesiones.

 

La valenciana continúa siendo la comunidad autónoma peor financiada. Así lo confirman los diferentes informes de expertos. De corregirse esta infrafinanciación, la Comunitat Valenciana recibiría unos ingresos adicionales de 1.325 millones de euros anuales, fundamentales para tener unos servicios públicos de calidad.

 

Hasta hoy, ninguno de los diferentes sistemas de financiación ha tratado con justicia a nuestro territorio. Este mismo año, cada valenciana y valenciano recibirá 215 euros menos que la media estatal y 703 euros menos que la autonomía mejor financiada, lo que equivale a un 10 % y un 29 % menos de recursos, respectivamente. Esas diferencias son la causa fundamental de nuestros mayores déficits presupuestarios, generados año tras año, a pesar de gastar menos que la media de las comunidades.

 

Estamos, por lo tanto, ante una situación insólita. Nuestra renta per cápita es 12 puntos inferior a la media y, sin embargo, somos una autonomía que, incluso siendo pobre, aporta al conjunto del Estado. El mantenimiento de estas diferencias es insostenible y genera desigualdades de trato entre la ciudadanía española que reside en diferentes territorios. Así, la sociedad valenciana tiene que enfrentarse a los retos de futuro cargando con la mochila de la discriminación presupuestaria y ante esta situación decimos: ¡ya basta!

 

El pueblo valenciano se encuentra en un momento que requiere de unidad para hacerse sentir con una sola voz y conseguir un futuro sin más hipoteca que nuestra capacidad para generar riqueza, bienestar y progreso, en una situación de igualdad respecto al resto de territorios de España.

 

Gracias a la labor desarrollada desde la Plataforma per un Finançament Just y al esfuerzo de las organizaciones políticas, sindicales y empresariales que la integran, y cada día son más; hoy el inicio de la reforma del sistema de financiación está más presente que nunca en el debate político, y cada vez con más presencia en la opinión pública, pero sigue siendo necesario que continuemos reivindicando, más unidos que nunca, los derechos reconocidos en nuestra Constitución.

 

Por todo esto, hoy de nuevo:

 

1. Reclamamos una reforma inmediata del sistema de financiación, y la habilitación de medidas transitorias mientras se tramita, que establezca un nuevo modelo con recursos suficientes y repartidos equitativamente entre todas las autonomías, posibilitando a las valencianas y a los valencianos tener unos servicios públicos fundamentales dignos y ejercer nuestras competencias propias. Una reforma para que nunca más exista ciudadanía discriminada solo por el hecho de pertenecer a un territorio.

 

2. Exigimos que las inversiones recogidas en los Presupuestos Generales del Estado se ejecuten realmente. Igualmente, que el reparto de las inversiones acabe con el déficit inversor en la Comunitat Valenciana, compensando en todo caso la insuficiencia inversora en los últimos años y dedicando una cantidad de recursos ajustada a nuestro peso poblacional, tal como recoge la reforma de nuestro Estatuto de Autonomía aprobada por Les Corts.

 

3. Solicitamos el reconocimiento de los déficits de financiación acumulados directamente por el mal funcionamiento de los diferentes sistemas de financiación, lo cual ha generado una deuda insostenible que ya ha sido reconocida. Por eso, necesitamos el establecimiento de mecanismos de compensación para que el nuevo modelo no nazca lastrado por la injusticia diferida de los anteriores.

 

Cuatro décadas después de nuestra unidad por la autonomía, el pueblo valenciano tiene que reivindicar más unido que nunca, que podamos conseguir plenamente los derechos reconocidos en nuestra Constitución. Los valencianos y las valencianas vivimos un momento histórico en el cual se debe poner ya punto y final a la discriminación, para avanzar hacia una sociedad más prospera y más justa. ¡Ya nos toca!